viernes, 24 de abril de 2009

La que faltaba.


Como el dengue nos tiene secos, marche un poco de aedes aegypti para acá.

2 comentarios:

Antonio J.M. Riego (Quilcacamayoc) dijo...

Muy bueno Eric. Parece que estamos en guerra. Serán medio kamikazes estos bichos... me suenan como un escuadrón de zeros.


Nota al margen. La máquina de Flit me hizo acordar de cosas viejas. Y seguramte alguno se sabrá esta anécdota... dicen que en tiempos de plaga de langosta salió un "ingenioso" producto y se publicitó en muchas revistas y diarios de ese tiempo.
El aviso decía: Acabemos con la Langosta... Efectividad total... bla bla... (no se hablaba nada de la ecología y el medio ambiente en ese tiempo, pero podría haber dicho sin químicos, ni tóxicos) Por X Pesos, enviamos el aparato a cualquier parte del país y seguramente había un dibujo de una langosta atemorizada. No se sabe cuántos incautos compraron el aparato. Pero me enteré que se trató de una maderita de 15 x 5 cm y un martillito de madera. Y en las instrucciones se leía: Tome la langosta por sus patas traseras, coloque sobre la maderita, aplique un sólo golpe seco. Siga el mismo procedimiento para la próxima. Viveza criolla le dicen ¿...no?.

Eric Zampieri dijo...

Que chantas, Quilca!!!

Me hacés acordar al chiste del método anticonceptivo para África, con los dos ladrillos.

A mi me tocó vivir las secuelas de la "viveza criolla" en Madrid, donde decías "argentino" y era casi una mala palabra. Decí que zafaba por mi acento cordobezononón que los despistaba.